HISTORIA


In memoriam Pedro Morales Cuenca.
En la localidad conquense de Torrejoncillo del Rey, fue descubierta en el año 1955, por D. Pedro Morales, una cavidad revelada en sueños, como el lugar donde se hallaba oculto un singular tesoro escondido en un palacio de cristal. La cavidad resultó ser una mina romana de lapis specularis, de la que no quedaba ni el recuerdo, y tras la expectación inicial, y sobre todo, tras la muerte de Pedro Morales, fue relegada al olvido.
Retomada su exploración desde la perspectiva de una investigación arqueológica en el marco del Proyecto "Cien mil pasos alrededor de Segóbriga" para el estudio la minería romana del lapis specularis, la mina ha sido intervenida desde varias disciplinas científicas revelándose como una de las más atractivas para la investigación.
Apenas un kilómetro al noroeste de la población conquense de Torrejoncillo del Rey, se localiza al lado de un antiguo camino con dirección a Valparaiso de Abajo, una pequeña elevación conocida como el Cerro de la Mora Encantada. El sitio, al igual que otros incontables parajes de la geografía hispana, recoge la toponimia de "Mora Encantada", y como en otras localidades, es sinónimo de leyendas relacionadas con la tradición oral y con la pervivencia de substratos culturales que reflejan la antigüedad y el recuerdo histórico del lugar.
En el caso concreto de Torrejoncillo del Rey, según su leyenda particular más o menos aderezada con las lógicas variantes, en la madrugada de San Juan (24 de junio) y en tiempos ya remotos, solía aparecerse una joven princesa mora de excepcional belleza, que peinaba su larga cabellera sobre el cerro, hasta que una vez fue sorprendida por un hombre, desapareció como por encanto, y desde entonces, no volvió a salir jamás. Tras su desaparición, el pequeño cerro fue conocido con el legendario nombre de "Mora Encantada" que aún perdura.
El mito, como en otros lugares e incluso en otros países, no hace sino enmascarar una manifestación de nuestro pasado histórico de difícil explicación para la comprensión de la población local, que sustenta y adorna la leyenda con el reflejo de tesoros y encantamientos que perduran en la memoria colectiva a lo largo de los siglos.
En la mencionada localidad, en el año de 1955, el vecino del pueblo D. Pedro Morales Cuenca, soñó que en el mencionado cerro de "La Mora Encantada", encontraba tras excavar, un ataúd blanco que contenía en su interior un tesoro de monedas de oro.
Confiado en el vaticinio onírico de la ensoñación, decidió contárselo a su amigo Alfonso Feijoo López y a su yerno Juan García Teruel, a los que convenció para que le secundaran en la tarea de hacerse con una previsible fortuna.
Decididos en la empresa y tras excavar los cinco metros, dieron con las paredes de un pozo picado a mano y colmatado de escombros, que continuaron hasta llegar a unos veinticinco metros de profundidad. Alcanzada esta cota, pudieron acceder a través de un boquete a una gran estancia de la que partían infinidad de galerías, y en donde las paredes estaban tapizadas de cristal. El supuesto palacio de la Mora Encantada se abría ante sus ojos...
Las burlas e incluso coplas por parte de algunas gentes del pueblo con las que se acompañó la titánica tarea de excavación de los implicados, se trocaron en sorpresa y admiración ante la aparición de un lugar críptico lleno de fulgurantes espejos y brillos mágicos.
El descubrimiento de la cavidad tuvo en su momento una gran notoriedad y repercusión social, de manera que hasta se dispuso desde el Gobierno Civil de la provincia del envío de tres dotaciones de la Guardia Civil para poner orden entre los curiosos y requisar el presumible tesoro por aparecer.
Por su parte, la prensa nacional se hizo eco de la noticia y mandaba a sus corresponsales a la localidad conquense de Torrejoncillo del Rey para entrevistar a los protagonistas y narrar tan atrayente y sugestiva historia.
Pedro Morales había soñado con anterioridad que en una finca de su propiedad tras excavar un pozo encontraba agua. Para sorpresa de propios y extraños, excavó y encontró agua en un lugar que parecía imposible, y en el que aún hoy no falta el agua ni en los veranos más tórridos, por lo que su presagio fue tomado totalmente en serio por Alfonso Feijoo y Juan García.



miércoles, 18 de octubre de 2017

EMOTURISMO- MINAS DE LAPIS

La Mora Encantada,el vítreo encanto del espejillo del lobo

 Espejillo del lobo le dicen popularmente en esas tierras de La Alcarria y de Cuenca en las que se enclava el municipio de Torrejoncillo del Rey.
Tierras también alcarreñas y conquenses las de la romana Opta donde hace casi  veinticinco años casi reptando, me adentré en aquella primera mina en las que descubrí su brillo.
Paisanaje ya entonces sostenible,de aquella parte de autóctono paisaje hicimos singulares piezas con que los Amigos del Museo de Huete,siempre escasos de recursos económicos pero jamás faltos de imaginación,usábamos a modo de trofeo en participativos eventos culturales hoy todavía más lejanos que los de imperios romanos.
DSC08067
DSC08095 (1)
Lapis specularis es el nombre técnico que ya le pusieron los romanos,sus primeros explotadores industriales que extrayendo aquel cristal en tierras de Hispania,lo exportaron surcando mediterráneas aguas para con ellas dar luz a villas,teatros y lugares con sus reflejos embellecido.
Cristal de Hispania,de unos años acá ruta andada,soñada investigada por dos contemporáneos quijotes,Juan Carlos Guisado di Monti y Maria José Bernárdez Gómez.
http://www.lapisspecularis.org/Art%C3%ADculos/EL%20CRISTAL%20DE%20HISPANIA.pdf
DSC08056 (1)
Profesionales arqueólogos con cuyo saber ,como siempre ha de ser, la Diputación de Cuenca lleva contando a fin de dar merecida visibilidad turística a un recurso cultural que no puede seguir oculto por más tiempo pero tampoco explotado de manera irresponsable a modo de tantas veces ese “pan para hoy, hambre para mañana” que ha venido sumiendo a nuestro mundo rural en el erial que hoy se sume en lugares de cuyo nombre prefiero no acordarme. 
DSC08061 (1)
No es el caso de Torrejoncillo del Rey,cuya mina “La Mora Encantada” hoy puede visitarse de la mano de su responsable de acogida,Verónica Ortega, con cuyo saber compartir reconozco haber disfrutado no menos que ante la belleza natural del lugar.Amable,sagaz,amena,didáctica…
DSC08063 (1)
Con Verónica,una mujer rural y en el Día de la Mujer Rural 2017 nos hemos adentrado en la Historia practicando ese que dicen turismo industrial y que en nuestro mundo rural no sólo es posible sino muy recomendable.
DSC08071 (1)
DSC08074 (1)
DSC08084 (1)
Con Verónica hemos andado por “La Mora Encantada” mina romana de espejuelo descubierta en 1955 por Pedro Morales,vecino de Torrejoncillo del Rey,que pretendía hallar en ella un tesoro ¡ vaya si lo halló ! 
Cierto que no tiene éste el brillo de unas monedas pero,mucho mejor, sí el de la Historia,la Naturaleza,la vida.DSC08092 (1)
Encanto de un lugar donde todavía podemos observar testimonios de quehaceres milenarios como esas lucernas que entonces daban luz a hábiles mineros.
DSC08065 (1)
Encanto de un lugar natural y que así preserva naturales especies…
DSC08076 (1)
Minas de espejuelo,espejillo del lobo o lapis specularis que recomiendo conocer andando la ruta Cristal de Hispania que en la provincia de Cuenca cuenta ya con tres puntos visitables

En La Alcarria:

“La Mora Encantada” de Torrejoncillo del Rey: Tfno 619607154. Visitas guiadas ( 4 € pax) martes-jueves: 12,13,17 y 18 horas

viernes-sábados: 11,12,13,17,18 y 19 horas

domingos:11,12 y 13 horas

“Cueva Sanario” Huete: Tfno 969 37 13 26     turismo@huete.org

En La Mancha:

Osa de la Vega Tfno Ayuntamiento 969 122 001. Acceso N-320 CM-3011
http://www.lapisspecularis.org/Art%C3%ADculos/Mina%20Osa.pdf

Fuente:  https://emoturismo.wordpress.com/2017/10/18/la-mora-encantadael-vitreo-encanto-del-espejillo-del-lobo/

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...